En el día de hoy quiero hablarles sobre como el aprender a perdonar si es  verdaderamente sincero y de corazón puede evitar una separación matrimonial y contribuir a que  la relación de pareja vuelva a florecer.

A veces por situaciones de la vida entramos en una crisis de pareja que pone el matrimonio en la cuerda floja y naturalmente nos sentimos rechazados, ignorados, dolidos por el comportamiento que tiene nuestro cónyuge hacia nosotros, obviamente estos sentimientos de dolor y frustración vienen también acompañados por lo regular de sensaciones de ira, odio y venganza; decimos o pensamos algo así como: eso que tu me hiciste, me la vas a pagar muy caro y sin darnos cuenta creamos una profecía autorealizada, ya que aunque el cónyuge entiende y quiere de buena fe venir arrepentido a pedir perdón, su pareja en cuestión no quiere absolutamente recibirlas, no oye ni escuchas razones, se siente tan humillada que no quiere saber nada de lo que su cónyuge quiera expresarle, al contrario busca obsesivamente como devolverle el golpe y de un modo mas fuerte y esto es un gravisimo error, debemos entender que como seres humanos no somos perfectos y como tal nos equivocamos, lo importante es, que el que halla sido el agresor lo reconozca y pida sinceras disculpas al agredido y se comprometa a no volverlo hacer. Yo se que estarás pensando que eso depende de la ofensa que te hayan hecho y si, en parte tienes razón; si la ofensa no es de tipo físico que amenace tu integridad, tu vida; si ves que fue mas bien una imprudencia por parte de tu pareja, debes darle otra oportunidad, recuerda que en la biblia cuando le preguntaron a Jesús, cuantas veces debía perdonar, el no dijo 7 veces, no; el lo que dijo fue setenta veces siete, entonces porque no aprender a perdonar si al final de cuentas cuando no perdonas el que mas daño se hace con esta actitud eres tu, ya que el no perdonar te vuelve una persona amargada, resentida que solo busca el momento para refregarle su error al cónyuge ¿ crees que con una actitud así vas a lograr que tu pareja se sienta verdaderamente arrepentido y busque la manera de enmendar su error y no volver a hacerlo? puede que por un tiempo te soporte por el hecho de sentirse culpable por la ofensa que te haya hecho en el pasado, sin embargo llegara el día que se cansara de aguantar tus maltratos por un error del pasado que tu le estas cobrando demasiado caro ¿ acaso crees que por vivir amargado (a) toda la vida y amargarsela a tu cónyuge vas a solucionar lo que quedo en el pasado? piensa y reflexiona y te darás cuenta que es un desacierto el pensar y actuar de esta manera ¿ porque, que sentido tiene seguir con un matrimonio cuando no se esta dispuesto a perdonar las faltas de tu cónyuge si viene a ti arrepentido por algo que te dijo o hizo que a ti te molesto? ¿ y si fuera al contrario, que harías? esperarias que te perdonaran ¿ cierto?

Entonces, ten en cuenta estas sugerencias antes de tomar una actitud necia que solo te llevara a crear una separación matrimonial, un abismo entre los dos, que puede costarte el matrimonio:

1) Si tu cónyuge, viene a ti arrepentido por una discusión que el la genero, perdonalo(a) recuerda que es de humanos errar, ademas piensa que son discusiones superficiales que no valen la pena agrandar.

2) Si tu cónyuge comete una indiscreción en una reunión, no le recrimines delante de terceras personas, mas bien ten calma y haz de cuenta que no a pasado nada, cuando estén en la casa habla lo tranquilamente, dile que te molesto, veras que con esa actitud ganaras muchísimo mas que empezar a discutir, el o ella se disculpara contigo y tu obviamente le perdonarás su imprudencia.

3) Si la equivocación o la falta es grave; es algo que para ti es difícil de perdonar como una infidelidad, no tomes decisiones apresuradas; busca ayuda de una persona cualificada que te oriente al respecto, debes tener en cuenta varios factores como cual pudo ser la causa de que te fuera infiel, si es la primera vez o lo a hecho en repetidas ocasiones, si en verdad el o ella esta arrepentido, en fin debes pensar antes de actuar, recuerda que todos merecen una segunda oportunidad.

4) Perdona de todas formas, ya que perdonar es un regalo que se le hace no solo al agresor sino a ti mismo(a) con lo cual dejaras de lamentarte y sufrir, perdonar es aliviar el dolor que te produce ira, odio y rencor, es abrir tu corazón para volver a creer y a amar.

 

About these ads