Entendemos por separación matrimonial, cuando una pareja de esposos decide terminar su relación afectiva, casi siempre esta, es definitiva debido a las circunstancias que se van presentando a medida que se va conviviendo con la otra persona. Al principio de la relación cuando estamos en la etapa del noviazgo o enamoramiento, todo se torna color de rosa ya que por lo general mostramos solo el lado amable, bonito, seductor, no queremos por nada del mundo que la persona a la que estamos conquistando vea nuestro lado oscuro;de esta manera creamos falsas expectativas,pensando que esa persona es el príncipe azul o princesa rosada que viene a salvarnos y con la que viviremos felices para siempre,precisamente como en los cuentos de hadas,esos que nuestros padres o maestras nos contaban cuando eramos niños; pero la triste realidad es otra, cuando nos damos de bruces contra el suelo y todo por creer que la persona con la cual estamos conviviendo y compartiendo hasta nuestros mas íntimos deseos y muchas veces secretos, tienen la obligación de hacernos felices, de cumplir hasta el mas extravagante de nuestros caprichos y no mis queridos lectores, no es así. La felicidad es una decision en la cual yo decido ser feliz y hacer feliz a mi pareja, obviamente, para que no se de una separación matrimonial o un divorcio, este sentimiento debe ser reciproco, ambas partes deben conscientes de esto y aprender a negociar y a respetar los espacios de la otra persona; porque cuando estamos enamorados, nos preocupamos no solamente de nuestro bienestar sino que también por el de nuestra pareja por ejemplo:cual es la música que le gusta escuchar, cual es su comida preferida o su programa de televisión favorito(aunque a veces no nos guste) con esto lo que buscamos es darle gusto aun, en esos pequeños detalles que van haciendo la diferencia y si mi pareja se siente feliz yo también debo estarlo porque lo que buscamos es aprender a vivir en amor y armonía el uno con el otro y que esta relación perdure atraves del tiempo.

Desafortunadamente,el matrimonio en estos tiempos modernos se ha visto muy afectado, debido a la falta de compromiso e identidad de las personas,pues en este mundo que va cambiando a pasos agigantados, los matrimonios parecen como si fueran algo desechable, todo el mundo cree tener la razón,todos quieren hacer lo que les venga en gana sin tener en cuenta a su pareja,en fin nadie quiere dar el brazo a torcer,entonces el uno jala para un lado y el otro para el otro y de esta manera nunca van a poder solucionar ningún problema por pequeño que este sea, es así como se forma una bola de nieve la cual nadie  puede detener y cuando por fin reaccionan ya ha pasado mucha agua debajo del puente, comienzan con arrepentimientos de que porque yo hice o porque deje de hacer, pero infortunadamente para muchos, es demasiado tarde,pues casi siempre uno o a veces ambas personas están tan lastimadas que le es imposible llegar a una posible reconciliación.