Te haz preguntado cuales fueron las verdaderas razones para que tu matrimonio entrara en una crisis de pareja? Porque  a pesar de que viven en la misma casa, se ha producido una separación matrimonial? En este articulo te contare uno de los grandes errores que se cometen en el matrimonio y como con nuestra actitud empeoramos las cosas y muchas veces ni  nos damos por enteradas.

Como sabemos y esto es muy cierto la mujer tiene una papel fundamenta dentro del matrimonio, tenemos  el poder de influir positiva o negativamente en el, esto depende de los  patrones de comportamiento que se establezcan en la relación; si son  positivo, podremos evitar el desgaste en el matrimonio, pero si son de índole negativo esto podría terminar por destruir la relación de la pareja.

Cuando se presenta un pequeño problema, no le damos importancia, lo dejamos pasar pensando que no es algo que amerite nuestra atención; sin embargo ese pequeño problema puede volverse un cráter que en cualquier momento puede estallar y hacer estragos en el matrimonio.

Entonces que puedes hacer por evitarlo?

Primero que todo, debes estar atenta cuando un problema por pequeño que parezca, se vuelve  repetitivo en la relación ya que se convierte en un mal habito, un patrón de comportamiento negativo que lo único que asegura es que las parejas se distancien movidas por el resentimiento y la impotencia que sienten en esos momentos. Para explicarlo mas detalladamente te voy a dar un ejemplo: ambas conyuges  trabajan, los niños quedan al mando de la empleada de servicios domesticos; la pareja  llega muy cansada de las extenuantes horas del trabajo y normalmente el esposo quiere que se le sirva una deliciosa cena para compartir en familia, no obstante a la empleada se le olvido dejar la cena completamente hecha y es cuando empiezan los reclamos a la esposa   de porque no le dijiste que hiciera esto o aquello; en esos momentos es que debes ser efectiva y eficaz, en vez de discutir con tu conyuge, termina de hacer lo que falto para la cena, puede ser una carne asada, unos huevos revueltos en fin lo que veas que falto en dicha cena, de esta manera evitaras un conflicto innecesariamente. No se trata de que te vuelvas la empleada, se trata de buscar la solución inmediata al problema que se ha creado en el momento, pero ojo; esto debes hacerlo con la mejor disposición del mundo, porque si terminas de hacer la cena y le gritas que la comida ya esta servida, si lo haces de mala gana tu conyuge,  asi como tus hijos lo sentiran y en vez de disfrutar de una cena al calor de la familia, estaras creando un abismo muy grande entre los dos y que decir de tus hijos, crearas en ellos inseguridad  e  inestabilidad en su mundo. Esto suele pasar muchísimo en la relación de pareja, no esta  anécdota concretamente; esta solo es un ejemplo de las mil y mas situaciones que se presentan a diario dentro del matrimonio, puesto que  como seres humanos que somos, tendemos a exagerar las cosas y verlas mas dificiles de lo que realmente son.

Para concluir, cuando se presente un problema, enfócate en buscar la solución a ese `problema  no en aumentarlo, piensa y actua  como te gustaría que fueran las cosas en tu matrimonio en lugar de buscar excusas para destruirlo.

Bien decía Napoleon Hill: El triunfo no esta en vencer siempre, sino en nunca desanimarse.

Todo en la vida tiene solución, menos la muerte, entonces porque no hacernos la vida mas amena, mas plena, te aseguro que si sigues este sugerencia, tu matrimonio será mas feliz, además que con tu actitud le estaras  enseñando un buen patrón de comportamiento a tu conyuge lo cual el adquirirá con el tiempo y este se volverá reciproco.