Cuando discutes con tu cónyuge, te ha pasado que aunque sientas que tu no  has sido él, o la responsable de dicho inconveniente, te sientes  abatido, triste y en síntesis te sientes mal y tu vida no fluye como debería? claro, es natural que  te sientas de esta  manera, ya que con quien tuviste la discusión es con la persona que  amas, te preguntas ¿ que hacer para aliviar la tensión  que se produce en la relación de pareja?  No te preocupes, yo te enseño un ejercicio de meditación para que actives la compasión y la ternura por tu cónyuge y así evites llegar a una crisis de pareja.

Al crear una atmósfera de amor, de solidaridad, comienzas por reconocer que lo que te unió a tu pareja, fue precisamente esa paz y felicidad que sienten al estar juntos y es eso precisamente lo que debes buscar recuperar, aunque no sea tu culpa, evita ser indiferente, mas bien haz que tu cónyuge sienta que a pesar del conflicto entre ustedes dos, tu estas ahí, para el o ella, te puedo asegurar que con una actitud así, tu cónyuge lo notara y sera el quien nunca quiera dejarte, puesto que sabe a conciencia el ser maravilloso que tu eres y el día que menos lo esperes sera tu esposo (a) quien te de una sorpresa.

Asi que para conectar de una manera mas clara con esta idea que te estoy planteando, debes hacer la siguiente meditación:

1) Empieza por visualizar a tu pareja, ve como esta sufriendo por estar discutiendo a diario contigo por razones inconsistentes, siente su dolor, su impotencia al no saber el o ella expresar lo que siente.

2) Analiza por 5 minutos, su sufrimiento, su incapacidad de no poder entablar una comunicación sin sentir ira y rabia en ese momento, nota lo desdichado (a) que se ve y siente al no saber controlar esa emoción tan negativa que proyecta hacia ti .

3) Transcurrido este tiempo, relacionalo contigo, reflexionando que tu cónyuge tiene la misma capacidad de sentir amor, dolor, alegría o sufrimiento que tu tienes y trata de entenderlo sintiendo compasión por la angustia que el o ella siente en esos momentos, es decir ponte en sus zapatos.

4) Ahora, piensa en lo ardiente que es tu deseo de ver a tu cónyuge libre de esa atadura y haz una resolución de que vas a ayudarlo (a) a liberarse de ese mal habito.

5) Finaliza la meditación creando un estado profundo de amor y compasión por tu cónyuge, si lo haces de esta manera, estarás activando en tu mente subconsciente el deseo y la determinación de ayudar total e incondicionalmente a tu cónyuge; ya que al hacerlo, mejoraran sustancialmente su relación de pareja.

Si te encuentras en una crisis matrimonial, te invito a que practiques diariamente esta meditacion, te aseguro que te servira y te asombraras de los resultados que percibiras.