En el día de hoy veremos porque es importante intercambiar posiciones con  nuestra pareja para evitar tomar decisiones apresuradas y emitir juicios antes de tiempo que solo precipitan una crisis de pareja y/o una separación matrimonial.

Hace poco leí una historia de una pareja que aunque decían amarse profundamente no lograron aprender a comunicarse y entenderse correctamente, puesto que si el decía que era blanco, ella decía que era negro; su relación se había convertido en un campo de batalla, una forma de ejercer presión sobre quien tenia que tener la razón, quien era el que llevaba el mando en la relación de pareja para saber quien poseía el poder y dominio sobre el otro y definitivamente de eso no se trata un matrimonio, si bien es cierto que no es fácil convivir con otra persona, también es cierto que de nosotros depende que tan armoniosa y feliz pueda ser la convivencia con ese ser que decimos amar; por eso es importante introducir en nuestra vida marital este elemento que se llama: intercambio de posición con nuestra pareja; la cual nos lleva a estos puntos:

1) No tomes decisiones apresuradas:Cuando hacemos esto, no pensamos las cosas con cabeza fría, nos dejamos llevar por el momento y fácilmente cometemos cualquier cantidad de equivocaciones, equivocaciones que nos van a cobrar una factura grande como lo es una separación matrimonial y hasta un divorcio, todo por actuar impulsados por la ira del momento, de muchas veces querer controlar la situación a nuestro antojo y al ver que se nos sale de las manos actuamos sin pensar en las consecuencias negativas que nos traerá el actuar de esa manera; por eso es importante que evites a toda costa tomar decisiones importantes en estos momentos, pregunta te si ¿realmente vale la pena estar discutiendo por x o y cosa? sinceramente ¿sirve de algo que en la relación de pareja tu salgas victorioso en la discusión y que tu cónyuge se sienta herido y humillado? para nada, lo único que obtendrás es frustración y resentimiento por parte de tu pareja hacia tu persona.

2) Aprende a ser tolerante con tu pareja: Cuando lo o la conociste te enamoraste de tu pareja, tal cual era; entonces porque pretendes cambiarla de la noche a la mañana diciéndole cosas ofensivas ¿crees que con esa actitud vas a lograr hacerlo? olvídate lo único que conseguirás es crear una crisis de pareja, un conflicto de nunca acabar, trata lo de la misma forma que te gusta ser tratado y dile las cosas en el momento adecuado, veras que de esta manera las cosas que no te agradan en tu pareja son mas fáciles de sobrellevar y solucionar.

3) Ponte en el lugar de tu cónyuge: A veces hay parejas o alguno de los cónyuges que se obsesiona con determinado tema o comportamiento y pretende que su cónyuge haga lo mismo, por ejemplo uno de los dos comienza a hacer ejercicios para mantenerse en forma y se obsesiona con la idea de que su pareja debe hacer lo mismo, error, no pretendas que por que para ti es importante el hacer deporte, para tu cónyuge también debe serlo, no; en esto hay que tener claridad y respetar los gustos de cada quien, puede ser que tu cónyuge odie hacer ejercicio, en cambio le encanta leer, tu como buen cónyuge lo que debes hacer es regalarle un buen libro sobre un tema que le apasione a tu pareja, eso es amarlo y respetarlo tal como es, pueda que en un momento dado se anime a acompañarte a hacer ejercicio.

Ten en cuenta estas recomendaciones y te ahorras enfrentamientos con tu cónyuge que a la larga no te sirven para nada bueno, recuerda siempre ponerte en los zapatos de tu cónyuge, trata de entender el punto de vista de tu pareja, que es lo que el o ella desea manifestarte, no te cierres a tu razón, debes aprender a ser de mente abierta para poder apreciar sus argumentos, recuerda que se dice que existen tres verdades: tu verdad, mi verdad y la verdad, es decir: si estas en medio de una discusión y estas seguro de que tienes la razón, de todas formas debes tener en cuenta que a la vista de tu cónyuge, el o ella también cree tener la razón; en una situación así, lo mejor sera no discutir y esperar que los ánimos se calmen y /o hablar lo calmadamente haciéndole entender a tu cónyuge que tu no buscas un enfrentamiento con el o ella, que tu lo único que buscas es entenderse y comprenderse mutuamente, mencionale que dos cabezas piensan mas que una para así poder llegar a un posible acuerdo, para esto habla le con argumentos claros que refuercen el hecho de tu estas en lo cierto, sin hacerle sentir inferior o equivocado, déjalo que salve su orgullo y tu  estaras salvando tu relacion de pareja. Si quieres dejame un comentario, yo te estare respondiendo a la menor brevedad.