El propósito de este articulo es darte 3  estrategias que podrás implementar en tu matrimonio y así evitar una crisis de pareja y/o una separación matrimonial.

El poder de atracción que tiene la relación de pareja es: el sentirse enamorado de ese ser amado, pareciera contradictorio el que este diciendo eso, sin embargo es verdad lo que te estoy mencionando; ¿porque, te estarás preguntando? bien, te lo voy a explicar de una forma mas practica: si por ejemplo tu cónyuge es un poco desordenado y tu lo opuesto a el o ella, te sentirás molesto(a) en algún momento, es lógico a nadie le gusta estar limpiando el desorden de otro, no obstante por el bien de la relación, tu optas por recoger el desbarajuste de tu pareja y no llevar el problema al campo de batalla ¿ porque haces esto? sencillamente porque no quieres crear una tormenta en un vaso de agua cuando sabes que tomara menos tiempo el recoger el desorden, que lo que te tomara una pelea que puede prolongarse por mucho mas tiempo, creando sentimientos de odio, rencor y resentimiento que solo servirá para enfriar la relación de pareja y por consiguiente tornarla fría y distante.

Cuando dejamos que los sinsabores se inmiscuyan en nuestra mente, tendemos a ver los problemas mas grandes de lo que son realmente y es ahí cuando verdaderamente surgen los grandes inconvenientes ya que todo lo exageramos y no vemos nada bueno en el cónyuge, no obstante en ese momento es que debes parar y preguntarte sinceramente si de verdad amas a tu pareja como para entenderla y comprenderla no desde tu punto de vista sino desde la de el o ella; con esto no estoy queriendo decir que tienes que aguantarle todo lo que no te gusta de tu pareja, no, lo que trato de explicarte es que debes ver el otro lado de la moneda, recuerda que tiene dos caras.

Entonces porque no centrarte en todo lo bueno que tiene tu cónyuge, en vez de lo que según tu, tiene de malo; por eso te animo para que sigas estas estrategias que te servirán enormemente si las aplicas diariamente en tu vida matrimonial:

1) Ama a tu cónyuge como a ti mismo: Si, así como lo estas leyendo, te gustaría que tu pareja te trate bonito, que te mime, que sea detallista, pues el ejemplo comienza contigo mismo (a) primeramente; es precisamente aplicar la ley universal del dar si quieres recibir, por eso hazlo con todo el amor del mundo, hazlo sin esperar nada a cambio y te aseguro que los resultados no se harán esperar.

2) Enfocate en admirar sus cualidades no sus defectos: Clave en la relación de pareja, si quieres que tu relación matrimonial perdure atravez del tiempo, hazle halagos sinceramente, nada de adulaciones; practica todos los días decirle algo que reafirme tu admiración hacia el, con esto estarás matando dos pájaro con un solo tiro, ya que por un lado tu te sentirás mas enamorado (a) e interesado (a) por tu pareja y por el otro lado tu estas ratificando el carácter y la naturaleza fabulosa de tu cónyuge y eso hará que su autoestima suba y créeme que con una actitud así, el o ella se preocupara mas por ti.

3) Deja de etiquetarlo, de criticarlo (a): Esta es la razón numero uno del porque tu cónyuge sigue siendo tal cual como tu no quisieras que fuera, si volviendo al ejemplo inicial, tu pareja es desorganizado y tu te empeñas en estarselo recordando todo el día y a todas horas ¿ que crees que pasara? naturalmente seguirá con esta acción repetitiva que solo afirmara lo que tu ya haz dado por sentado el o ella es un desordenado.

Bien, las sugerencias que te di el día de hoy, son vitales para revitalizar la relación de pareja y llevarla a la cúspide del éxito, no obstante recuerda siempre que para avivar la relación matrimonial, el cambio debes hacerlo tu, no esperes que sea tu cónyuge, ya que es la única manera de asegurar resultados reales y duraderos a lo largo de la relación de pareja; cuando tu cambias, tu mundo cambia y por consiguiente tu cónyuge lo hará, te lo garantizo. Que tal si pones en practica esto que acabo de enseñarte, te aseguro que hará una gran diferencia en tu matrimonio y así evitarás que tu relación sea fría y distante lo cual los llevara a una separación matrimonial.