Una señora muy atribulada se desahoga con el cura de su barrio, diciéndole:

“me voy a separar ya, no me aguanto mas a ese tipo”

¿Estas hablando en serio María Cristina? ¿Por que en varias ocasiones te he escuchado lamentarte, con la misma queja y para que te lamentas, si todo sigue igual?

Le respondió el curita en tono abierto y amistoso. Sigue leyendo

Anuncios